miércoles, octubre 04, 2006

Estómago Inquieto

Atlanta me gusta, el edificio donde están las oficinas es parte de un conjunto de edificios nuevos. Mi oficina temporal tiene vista a la ciudad en el piso 14. Lástima que sólo estaré unas semanas. Me hubiera encantado ser parte de esta ciudad. Es en uno de ésos momentos en los que siento los grilletes del matrimonio, que no puedo moverme hacia ninguna parte. Así que si me ofrecieran un puesto aquí, tendría con todo el dolor de mi corazón rechazarlo. Aunque quién sabe... a veces pienso qué sucedería si me "monto en mi macho" y decidiera quedarme... qué pasaría...

Pero bueno, son cosas que giran en mi cabeza y mi futuro sigue siendo incierto. No me gusta no tener completamente la libertad de hacer lo que me venga en gana. Pero como siempre lo quiero todo, quiero pareja, quiero familia, quiero un trabajo retador y salud para gozar.

El caso es que creo que me enfocaré primero a mi salud y tendré que ver qué es lo que me está provocando los malestares estomacales. Hoy comencé con los ardores e irritación de estómago e intestino de nueva cuenta. Así que cualquier cosa que entre a mi barriga se conglomera como plantón en el zólcalo, hace su irritante marcha, crea embotellamientos y de repente sólo se impulsa como bola de revoltosos hacia la salida de emergencia.

Mientras tanto, después de un buen sushi... unagi mi favorito... parece que sentó bien...

2 comentarios:

XK dijo...

Cuidese ese estomago, a mi hace unos años de pronto me pego duro y cai casi 15 dias en el hospital.

Saludos.

Víctor Manuel Ramos dijo...

Ouch... tal vez es el sushi, comida cruda. Oh, y matrimonio no tiene que ser cárcel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...