jueves, julio 27, 2006

Ultimamente

He dejado de cocinar... en realidad nunca fui una gran cocinera, pero por lo menos sabía que lo que comía era sano y limpio. Lllevo dos semanas comiendo fuera y mi estómago lo ha resentido. Hoy se me ocurrió "cenar" (porque más bien aquí es merienda), en el buffet chino.

Así que entré al lugar y al indicarle "1 persona", la chinita me llevó a la mesa. Pedí mi riguroso vaso de agua sin hielo y me dirigí a la barra. Me serví y regresando me senté cómodamente y comencé a comer. Primera vez desde hace mucho que como sin prisa, sin preocupación... luego, se me vino a la mente por asociación de ideas, que a mucha gente le incomoda comer a solas.

Después recordé aquella vez que te encontrabas sólo en el restaurante de aquél hotel. Cenabas en alguno de tus viajes y estabas conectado al internet. Así que mientras cenabas, chateábamos. Ya en alguna otra ocasión me habías mencionado que no te gustaba comer solo.

También recordé cuando me pasaba lo mismo, a principios de la carrera. Recuerdo que sentía incomodidad en mi propio pellejo, con el "prejuicio" de que si me veían sola, ese sería mi destino.

Después, ya cuando trabajaba, ese prejuicio desapareció y al contrario, disfruto de comer sola. Claro que todo sabe más rico cuando hay alguien con quien compartir, no sólo la satisfacción de la alimentación... sino que se disfruta de una buena plática.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...