lunes, febrero 27, 2006

Big 5 o más bien Big 4

Si por alguna razón has tenido contacto con uno de ellos, sabrás a lo que me refiero. En México no había tratado directamente con ellos, porque como parte del departamento en el que trabajé en diferentes compañías, ellos hacían lo suyo y nosotros lo nuestro. Nada de combinaciones para que la empresa "se ahorrara unos centavos"... así que si solicitaban información, lo hacían directamente a los puestos clave y se dedicaban a su revisión. Tuve compañeros de generación que se dedicaron a ello, pero no tan decadente como lo que he vivido últimamente.

No fue sino hasta que llegué a esta empresa del llamado "primer mundo", cuando tuve que convivir con ellos, porque además de hacerles la chamba, tienen la costumbre de revisar lo revisado, algo que sigo sin comprender... y todo esto para que la empresa "se ahorre" lana.

No sé si será un mal de las grandes organizaciones o la escasez de personal, pero sus planeaciones están para llorar, por lo menos de este lado. Empresas renombradas que contratan personal inexperto, que duran menos de una semana con cada cliente y no documentan lo necesario para que el que venga le dé seguimiento.

Pensé que todo esto era figuración mía, pero no sólo yo, sino el departamento entero se dió cuenta de la pésima organización de uno de los "4 grandes" y añora al anterior proveedor de servicios que el dueño descartó el año pasado.
Para muestra un botón...

El caso es que esta chiquilla miembro de uno de estos despachos, llega y me pide información y me hace miles de preguntas. Le contesto con amplio detalle mientras sus grandes ojos recorren mi rostro, vestimenta, zapatos, fija su mirada perdida en la pared trasera donde tengo algunas fotos colgadas, le pregunto si tiene más dudas y me dice que no, que todo quedó claro.

Misma escuintla, llega unos días después a preguntar lo mismo que había cuestionado días antes y le comento que le había explicado aquello con anterioridad. Con paciencia, le vuelvo a contestar sus dudas, le envío los archivos correspondientes a su correo electrónico por segunda vez y se va "feliz".

A la siguiente semana regresa por tercera vez, a pedirme los mismos archivos que ya le había enviado 2 veces, a preguntar las mismas preguntas, a lo que le contesté con copia al jefe, que como le había explicado anteriormente, bla bla bla bla...

Tercera semana, regresa con las mismas tonteras, pidiéndome los mismos archivos que ya le había enviado (ya hasta perdí la cuenta)... O de plano es estúpida, o tiene Déficit te atención o tiene Alzheimers...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...