domingo, diciembre 25, 2005

Feliz? Navidad...

Recuerdo cuando nos reuníamos en casa de mi abuelita consentida en Guadalajara, cenábamos pavo, ensalada de piña con manzana y nueces, camote al horno con malvaviscos, ponche... comíamos dulces a morir, la pasábamos a nuestras anchas con los tíos consentidores.
Lo más rico era estar en familia.
Años después y a la distancia, aunque la visita de la progenitora es un regalo muy grato, existe un vacío allí... dentro del corazón. Faltan los hermanos y hasta con sobrinitos que ya cada quién con su vida, en diferentes ciudades, el padre en el más allá...
Y nosotros tres, cenando en tierras y con costumbres ajenas, una noche informal, como cualquier otra, sin la emoción de los encuentros, ni la ilusión de la apertura de los regalos.
Esta fecha, que para mí significó siempre algo especial, no por el evento de quien llegó a "salvarnos", sino por el simple hecho de disfrutar de una bella noche, agradable, rodeada de la familia materna, con su calidez y serenidad, me sentía protegida, apapachada.
Esta noche, fue una más, aunque el deleite de estar con mamá, con el Faraón, quien para esta fecha es como cualquier otra, y para mí, sigue siendo una noche de añoranza de la infancia y felicidad de la familia que alguna vez fue.

martes, diciembre 20, 2005

De piquetones & berenjenas

Desde niña mi sentido de evolución era "motivado" por ciertos "piquetones" que me daba mi madre, padre o simplemente las reacciones de otras personas. Es decir, cuando algo no me salía bien y la gente me decía "no puedes", en lugar de apachurrarme, me decía "ahhh cómo que no, ahí te va..."

Mientras esperaba los guisos de mamá a la hora del lunch (qué rico, si quiera que se vino toda la temporada de fiestas por acá), le comentaba que estaba ansiosa y acelerada:

1. porque tomé café y ya no estoy acostumbrada a la cafeína
2. por haber comido azúcar
3. porque no hay nada que hacer en la oficina

Ahora los piquetones me los dió inesperadamente.
Mientras tocaba el teclado para calmar las ansias mientras la comida estaba lista, escuchaba sus retos hacia mí...

"Convierte el negativismo en acción, bla bla bla"... todo porque me frustraba la idea de tocar el teclado electrónico en lugar de mi piano, el que extraño tanto y que se quedó en México.Le expliqué que sentía la frustración que sentí en aquél sueño de las berenjenas que tuve meses atrás, a lo que me respondió que éso era precisamente lo bello, el que de berenjenas saliera la belleza de la música. Que todo era cuestión de transformar lo negativo en positivo.

Admiro su positivismo y mente cool, pero me he sentido incapaz de lograrlo.
Lo que sí, es que tendré que recurrir a otras fuentes de motivación en el futuro, porque cuando ella no esté cerca, los piquetones me los tendré que dar yo.

___________________________
Berenjenas

Estaba por dar un concierto o más bien sería escuchada por mi familia y "conocidos", cuando abrí el piano. Comencé a tocar mi repertorio y al entrar en inspiración cerré los ojos. Cuando los abrí para continuar con ese manantial de placer que me da el interpretar la música, me dí cuenta que en lugar de teclas, el piano tenía berenjenas...

Asesinando el tiempo

Es lo que más me molesta, pues gracias a una planeación nefasta, estoy sin hacer algo de provecho.
Afortunadamente tengo el tiempo para seguir boletinándome y acabo de recibir un correo de un "cazador de cabezas" para una posible oportunidad.
Ya ni me emociono, pues conozco ya el proceso que esto se toma. Lo bueno es saber que uno se sigue cotizando en el mercado laboral.
Mientras tanto aprovecharé que esta vez no nos bloquearon este sitio de desfogue, para poder leer a los universos paralelos.

lunes, diciembre 19, 2005

Premonición


El fin de semana estuvo de hueva, así que fuimos por unas películas. La mejorcita fue la de la premonición.
Para variar y carente de extrañeza, todas las copias de esta buena película estaban en la estantería de aquél establecimiento de renta de películas. Todo lo demás, lo comercial y hollywoodense voló. Es increíble que huyan de la cultura. Para muestra un botón y qué tristeza ajena y lo peor del caso es que muy cercana:

Faraón: ooohh, it's in Japanese? Can't you set it in English?
Nefer: no, subtitulos en inglés o español... elige
Faraón: oooh, OK.
(acto seguido, se puso a hacer papeleo para el seguro de gastos y otros pendientes caseros).

No cabe duda que el subconsciente colectivo gabacho es de incultura... y uno, se sigue dándo sorpresas...

miércoles, diciembre 14, 2005

Asesino Serial de Hispanos

Es el encabezado que leo en el periódico local mientras tomo un café. "Mueren hispanos de forma extraña, tras escuchar a un pastor cristiano que los intenta evangelizar".

Subo al coche y veo a través del parabrisas a un pastor en la esquina hablando con alguna persona. Simultáneamente veo a una anciana de cabellos plateados en un vestido azul muy claro, casi blanco, cómo en cámara lenta me vé directamente a los ojos mientras atraviesa la calle. Se detiene frente a mí y con el dedo índice de la mano izquierda me señala y con un movimiento coordinado su mano derecha troza una pequeña vara de árbol, en algún acto de brujería mientras dice algunas palabras.

"Acabo de ser víctima de su M.O." pensé temerosa de mi destino final.

Abro los ojos, las 5am... regreso para mi última hora de sueño.

martes, diciembre 13, 2005

Martes 13

No soy supersticiosa... porque es de mala... suerte, jejejeje...
No, el caso es que hoy por alguna extraña razón todo salió raro y bueno, no me había dado cuenta de que era martes trece hasta que el tipo que tocaba la guitarra en el lugar al que fui a cenar "el agave azul", mencionó que hoy era el día de la buena suerte.
Todo comenzó cuando me dirigía hacia la frontera, ya que un tío de la empresa me esperaría del lado mexicano. Sí... suena absurdo, pero con la nueva política de la compañía y con todo y las balaceras de aquella ciudad, decidieron que eso sería lo mejor.
Me levanto temprano, con tiempo... pero aquél horrible olor de la habitación del hotel se hizo presente cuando apagué el aire acondicionado. Sí... era cigarro, del cuál soy altamente alérgica. Desperté con la garganta rasposa, cual hubiera fumado 20,000 cajetillas el día anterior. Hablé molesta a la recepción recordándoles que soy gold member (que mamilona) y exigiendo que hicieran algo al respecto. Se ofrecieron a limpiar mi habitación y "acondicionarla", a lo cuál respondí que mejor me dieran otra.
Después de un regaderazo rápido y meter impulsivamente todo a la maleta, tomé mis triquitos y me fui a recepción por la nueva llave. "Sorry mam"...
Llego a la nueva habitacón, boto los cachivaches, me termino de secar el cabello, peinar la latosa melena y salí corriendo. Pesqué algo del desayuno y me dirigí hacia la frontera.
Llegué a unas cuantas cuadras y apresurada busqué aquél estacionamiento en el que me quedé ayer. CERRADO.
Desesperada sigo buscando, TODOS están cerrados. Veo uno de esos estacionamientos con parquímetros. Busco monedas... algunas pequeñas... (breve paréntesis, jajajaja... cambiando canales en la televisión dí con una estación que se llama Metal Asylum, y unos tíos matudos moviendo la cabeza de arriba a bajo al compás de su ruido.... jajaja!!!)... regresando jejeje... encuentro las monedillas, las introduzco al parquímetro, se atoran y aparece el mensajito "out of order".
Despavorida salgo en búsqueda de otros estacionamientos. NADA. No fue hasta cuando ví a un tipo lavando su coche que amablemente me dijo que junto al puente de cruce, había un estacionamiento junto a la construcción. Había pasado como unas 10 veces frente a él y nunca lo ví!...
Estaciono el coche y corro al cruce peatonal fronterizo. Con la laptop a cuestas y mi paso acelerado, crucé y rogándole a todos los espíritus que aún se encontrara aquél tío esperándome... recuerdo que olvidé el teléfono de la oficina en mi agenda sobre la cama del hotel. Diablos! ... pensé en encontrar algún changarro que tuviera la sección amarilla, para así llamarles. En ése momento "Rafa" me hizo señas y se aproximó hacia mí. Cuarenta y cinco minutos más tarde, pero lo encontré, o más bien, me encontró.
El me explicó que llegó temprano a la planta y pidió las llaves de la "troca" para irme a recoger y el "poli" no se las dió sino pasaditas las 7.20am, por lo que él acababa de llegar.
Qué rarezas... después del asqueroso inventario me vine de regreso y después de llenar la barriga, héme aquí en el hotel con la laptop en mi regazo terminando este post, porque son casi las 11pm y me caigo de sueño. Mañana otra visita, esta vez en Laredo. Espero que termine pronto, porque quiero regresar a casa.

viernes, diciembre 09, 2005

¿Pequeño Buddha Reencarnado?


Hace ya varios días que había encontrado en alguna revista un artículo acerca del muchachito de quince años de edad Bamjan de Bara, Nepal.

El niño ha estado en estado de meditación (sin comer, ni beber) por seis meses y según sus familiares y conocidos su meta era permanecer hasta seis años para alcanzar la iluminación.

Como era de esperarse, ahora los científicos quieren "estudiarlo" sin perturbar su meditación, porque no se explican cómo es que ha logrado sobrevivir sin alimentos ni agua, ya que según ellos, el organismo humano no podría sobrevivir más de 3 ó 4 días sin agua.

Ojalá no le interrumpan la concentración y que gente ajena no se aproveche y beneficie económicamente de éste muchacho, ya que les encanta hacerse de dinero a costillas de los demás.

jueves, diciembre 08, 2005

Yoga Egipcio

Alguna vez algún amigo en la preparatoria me dijo muy seguro de sus fuentes, que los egipcios tenían un defecto del ojo, que los hacía ver todo plano, sin dimensiones y que por ello plasmaban así sus jeroglíficos, esculturas y manuscritos.

En realidad, no es que hayan tenido algún defecto, sino que practicaban Yoga para alcanzar la iluminación. Todas aquellas posturas extrañas con las manos marcadas en determinada forma y ambos pies apuntando al frente, no eran mas que poses del Yoga Egipcio que después se convirtió en la base del Yoga adoptado por los indios.

Libros recomendables:

Y en español

Jueves Blanco

Y anoche empezaron los copitos de nieve... hoy amaneció todo "empanizado", con mucho frío... se antoja más estar en casa con la chimenea puesta, viendo alguna película y comiendo palomitas de maíz o churro con chocolatito caliente, una cobija calientita y de esos calcetines gruesos que parecería que uno es el famoso "pie grande".

Pero desafortunadamente estoy en la oficina, con cero trabajo por hacer, porque para variar el alto mando no sabe planear. Pero bueno, estoy como los alcohólicos y los 12 pasos... por hoy, no me voy a enojar, por hoy, mi mente no va a maquinar...

miércoles, diciembre 07, 2005

Murciélagos Mentales

Hay días en los que pienso qué hice para lograr lo que he logrado y cómo es que estoy donde estoy.
Otros días en los que hago el recuento de todas las estupideces que he hecho y otros tantos en los que me martirizo con escenarios y pensamientos negativos, a veces producto de mi estúpida neurosis.
Recientemente, me pregunto si lo que vivo es real y si lo que no es real existe.
Después de éste enredo mental, el día de hoy ya no sé qué es real y qué es imaginario. Tal vez me sigo alimentando de mis pensamientos neuróticos y que la que está mal soy yo.
Me imagino una vida de soltería otra vez y pienso en las mil oportunidades y posibilidades... lugares, trabajos, personas, climas, escenarios.
Y sigo pensando...

lunes, diciembre 05, 2005

Desconocido

Desconocido... te conocí, y entonces te amé
amándote... te desconocí, y te perdí
perdiéndote te reconocí, y te valoré.

viernes, diciembre 02, 2005

Beso...

Estábamos en el aeropuerto, yo con alguien y tu por ahí, esperando tu vuelo. Me sentía atraída por ambos, e indecisa caminé hacia tí.
Con tu enorme presencia y tu tan conocida sonrisa picarona me pedías que te acompañara, a lo que con coquetería y timidez accedí. Me tomaste de la mano y caminamos juntos por los pasillos.
El simple roce de tus grandes manos desataba aquella química que nos caracterizó, una química explosiva que nos llevó por lugares impensados.
Me miraste a los ojos intensamente, sabíamos que no nos volveríamos a ver... al menos por algunos años. Me decías que te gustaba mi sonrisa, nerviosa, te contestaba que me encantaba la tuya...
Sentados en alguna banquita, nuestros rostros se aproximaron... tus labios rozaron los míos... sentí aquél éxtasis de la atracción, conjugado con el vuelo majestral de las mariposas en mi estómago... me besaste tiernamente...
Tan tierno y bello fue aquél beso, que me despertaste.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...