martes, noviembre 08, 2005

Incoherencias...

Estábamos en un gimnasio enorme, como preparándonos para competir. Ahí estaba Luis Miguel, que era mi coach y me indicaba que tenía que lanzarme de costado en la resbaladilla mojada para "calentar". Luego hacíamos múltiples ejercicios y comenzaba la competencia.
Entre el público, había gente que no había visto en años. Ahí estabas sentada, vestida de negro y sollozando, junto con una de nuestras comadres. Me daba ñáñaras preguntarte, porque sabía tu cotestación. Me aproximé al libro que tenían junto a las gradas, aquél que acababas de escribir. Me apresuré a leer cuando me dí cuenta que tenía razón. Tu adorado príncipe azúl, aquél cinta negra primer "dan" había muerto.
Luis Miguel: Nefer! estamos en una competencia acá, después comadreas
La consuelo un poco y continúo con la competencia.
El escenario cambia, estoy en alguna tienda departamental y quiero comprar una mochila o portafolio para mi laptop. Los precios son exorbitantes... cierro la transacción y alguien me persigue... me dirijo hacia un faro abandonado, subo las escaleras empedradas de caracol, cuando veo que Alec Baldwin me persigue. Veo que mi hermana corre detrás de mí. El encapuchado ahora conocido toma el ascensor - que por alguna extraña razón se suspendía en el centro -
la peque y yo logramos salir del faro, pero afuera, no hay más que el océano. Nos aventamos.
Siento que me ahogo... abro los ojos.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...