lunes, septiembre 19, 2005

Soy...

una minúscula parte de un gran engranaje, que comenzó a moverse. Hacia dónde, no lo sé... preocupación hacia lo desconocido, pero más vale nuevo por conocer, que viejo por conocido. El engrane estuvo atorado por mucho tiempo.

A la hora de la comida vimos a algún actor en un restaurante mexicano cerca de LA. Un pelirrojo que según estuvo en películas de acción. A simple vista no lograba distinguir. Fui de curiosa al tocador y de regreso lo tenía de frente. Efectivamente, no sé en qué película lo habré visto, pero ha salido en esos papeles odiosos o como reportero o como agente no querido del FBI o CIA William Atherton. Guapo con porte, ya en sus middle o late 50s... pero interesante. No tanto como para sacar la cámara. Que si hubiera sido Sean Connery, corriendo!...

En fin... llegando a la oficina, un par de horas más y nos dirigiremos al hotel... espero descansar, porque la desmañanada estuvo pesada y el cambio de horario no me favorece. Ya quiero que sea viernes... vuelo a San Francisco para presentarme a un curso la semana que viene, pero veré al par que no he visto por un buen tiempo. Espero que me reconozcan, después de unos kilillos de más... a veces pienso que me da flojera, pero hay que sacudírsela.

Fin de semana tranquilo, aunque una sorpresiva falsa alarma... lo bueno es que la contra oferta no les dió pié a dejarnos "homeless". Ya estuvo de tanto spanglish.

¿Seré yo? o ¡¿está temblando?! ...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...