martes, agosto 09, 2005

¿Se te "subió el muerto"?

Después de dar muchas vueltas en la cama, por fín me acomodo y trato de relajarme. Comienzo a sentir ese relajamiento rico. De repente, algo sucede...
Comienza con un sonido medio extraño en mis oídos, seguido de un enorme peso en el pecho que no me deja respirar. Mi respiración se hace más difícil, siento el impulso de moverme y no puedo, grito, pero mi voz no sale.
Siempre que ésto me había sucedido (desde que murió mi abuelo), se lo atribuí a algún espíritu chocarrero que andaba vagabundeando por esta dimensión.
Cuando falleció mi papá, tuve los mismos síntomas y cuando logré voltearme de lado y abrí los ojos, lo ví allí sentado en la cama, mirándome en silencio.
En otra ocasión, bajo las mismas circunstancias, me logré levantar para ir a tomar agua y cuando me siento, volteo a ver la hora y me quedo helada al verme ahí acostada... acto casi inmediato, me vuelvo a recostar sobre mi misma con temor a los famosos viajes astrales.
A últimas fechas, tras el desesperante episodio de no poder mover un dedo, veo a un chango semi humano moviéndose en cámara rápida tratándo de intimidarme.
Luego que había logrado moverme, se me había hecho muy difícil volver a tratar de dormir, pues me entraba el pánico de que algo espantoso fuera a ocurrime... nunca creí en demonios ni cosas por el estilo, pero era tan desagradable aquella sensación, que a veces pensaba que era poseída por algún ente.
Habían ocasiones en las que verdaderamente me daba miedo dormir. Algunas personas me decían que gritara groserías, que a lo mejor el ente era algún espíritu, y al decir groserías se irían; en otras, que rezara el padre nuestro (si ni a misa voy, rezando el padre nuestro me hacía sentir un tanto ridícula).
No fue hasta que un día me decidí a investigar qué demonios sucede conmigo:
... pues resulta que es un estado natural de nuestro organismo en el que se paraliza el cuerpo como mecanismo de defensa para que no nos hagamos daño mientras soñamos. No es ningún problema a menos de que en medio de este proceso uno se despierta y es consciente de que no se puede uno mover. Está clasificado como un desórden del sueño llamado (valga la redundancia) Parálisis del sueño.
Se caracteriza por la imposibilidad de moverse, alucinaciones, sentir presión, como si alguien se hubiera sentado sobre tí o te estuviera deteniendo de alguna manera con cierta presión, así como sensaciones de estar fuera del cuerpo o sentirse desconectado del mismo.
Es un proceso en el que se liberan ciertas hormonas que contribuyen a la parálisis del organismo en reposo. Cuando existe un desequilibrio en estas hormonas, se dan estos episodios.
Qué altera a esas hormonas... el estrés y ansiedad, dormir boca arriba, la pubertad, entre otras situaciones.
Recomiendan además de hacerse un estudio del sueño, evitar el insomnio, aliviar el estrés, saberse acompañado y relajarse.
Se ha demostrado científicamente que las personas que alegan haber sido secuestradas por extraterrestres, se han encontrado en estos trances, con presencia de alucinaciones.
Así a casi un año del último episodio, por lo menos ya puedo estar tranquila, porque pienso que es un proceso natural e ignoro las sensaciones hasta que desaparecen.

3 comentarios:

JuchiCuchiMan dijo...

Ah pinche spam....
Para esas subidas del muerto nada mejor que dos vasos de wishkey antes de dormir...

Weymaster dijo...

Yo como remedio recomendaria "la del buen dormir". Si el cachondeo no es lo tuyo pues si, pasale al whiskey.

He dicho.

Anónimo dijo...

yo tengo 16 años desde chico tengo este problema no c lo knto a ndie por q siento q me tachan de loco tambien alucino cosas el problema es q aveces despierto kn algun moreton o algun rasguño q puedo hacer?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...