domingo, agosto 28, 2005

Domingo infernal...

Me desperte de mal humor. El pobre que la llevo fue el Faraon, porque nada tiene el que ver con mi estado de animo. Simplemente odio los domingos. Odio tener que prepararme psicologicamente para levantarme a las 4.45am para manejar dos horas e ir al aeropuerto. Pensar que estare una vez mas lejos de el por una larga semana.
Ademas, solo recordar lo nefasto que fue el viernes. Levantarse a las 4am para ir al aeropuerto, pasar seguridad y tomar el vuelo de las 6.45am.
Tempranito tomo el primer camion del hotel al aeropuerto de LA. Deslizo la tarjeta de viajero frecuente en la computadora para el "hagalo-ud-mismo" y documento mi equipaje. 5am, espero en linea para pasar por seguridad. Avanzo, ensenio mi identificacion y pase de abordar, me quito el cinturon, los "tenis", saco la laptop y pongo todo en charolitas para que pasen por los rayos x.
Paso por el detector de metales y me libro esta vez de las revisiones aleatorias.
Tomo mis cosas y me orillo en alguna silla para guardar todo y ponerme lo que me habia quitado. Me dirijo a mi sala, son las 5.25am.
"Me sali con la mia", pense... porque no quise irme en el coche con el de las macitas y el nionio.
Voy al unico lugar donde venden cafe nefasto (no hay otro), pido un capuccino descafeinado, un cuarto de baguette con jamon de pavo y lechuguita y un muffin.
Pago y me dirijo a la sala para sentarme viendo hacia la ventana a disfrutar de mi desayuno, a solas. Pasa media hora y veo al de las macitas (leer posts anteriores para saber referencias -mi jefe) en el reflejo de la ventana. Esta como siempre, dando vueltas a lo tonto, al parecer me busca. Me hago mensa, pues no quiero que interrumpa mi desayuno a tan tempranas horas del dia. Decido que seria muy mala onda no pelarlo, asi que lo veo una vez mas y me levanto dirigiendome al bote de basura y le digo buenos dias. No me contesta, en cambio me dice "el vuelo esta retrasado, sale a las 10am".
Me formo para ponerme en lista de espera para el siguiente. Inutil. Sabemos que tendremos que esperar. Pasan las horas, camino mil veces por la veintiunica tienda de recuerdos, la de libros, la de revistas. Nada que hacer, me acerco al monitor...
Despues de sonambulear por el aeropuerto, regreso y veo que el nionio esta formado, voy para alla y me dice que vera mas opciones para regresar a casa. Llega el de las macitas con nosotros, los tres, esperando una respuesta positiva. Lo logramos, tal vez no tomar otro vuelo, pero nos dan una compensacion. (Que a las alturas del partido me vino valiendo queso).
Llegue a Nefertotonia a las 9pm e imposible manejar 2 horas de regreso, asi que tuve que pasar la noche del viernes en el departamento.

1 comentario:

galgata dijo...

Qué cansancio lo tuyo!!!
Supongo que porque es seguido. A mí me encantan los aeropuertos, y cuando voy me quedo soñando mientras miro los tableros... pero si tuviera que hacerlo siempre probablemente lo odiaría.
Además, no cuento con ningúm faraón (por ahora) al cual extrañar! jajja..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...